¡Existe bacalao mexicano en las costas de Baja California!

Por Paloma García Castillejos (@palomagcasti)

Sí, aunque no lo creas, en nuestras costas es posible pescar bacalao mexicano. Este producto -que creíamos sólo existente en mares que no son los nuestros- tiene una calidad excelente y es hora de que lo pruebes.

El bacalao negro, especie endémica de las costas de la Baja, llegó ahí por las corrientes marinas que vienen desde Alaska y es un producto mucho más competitivo y con la misma calidad que el importado.

Y no sólo es una buena noticia para la época navideña, hay que aprovechar que el litoral mexicano tiene este pescado durante todo el año. Es muy saludable por su cantidad de Omega 3, además de poderse utilizar en un sinfín de recetas.

¿DE VERDAD SE PRODUCE BACALAO MEXICANO?

BACALAO MEXICANO EN BROCHETAS // FOTO: PALOMA GARCÍA CASTILLEJOS

Platicamos con Sofía Hernández, una de las cabezas del equipo de Jamat. Esta empresa se dedica a pescar y comercializar productos del mar de alta calidad provenientes del litoral mexicano y son de los pocos proveedores de bacalao negro nacional.

Es importante que sepas que los métodos de pesca de Jamat están enfocados completamente a la sustentabilidad. Constantemente reciben capacitaciones para eficientar la operación sin comprometer los ecosistemas de donde obtienen sus productos.

A las afueras de la Bahía de Ensenada, desde la Isla de San Martín hasta la frontera con Estados Unidos, llega una corriente marina desde Alaska y con ella el hábitat de una gran variedad de especies. Entre ellas está el bacalao negro o Anoplopoma fimbria.

Este pez vive en las profundidades del mar, entre 500 y 1000 metros bajo el agua, cerca del talud continental. Como te imaginarás, su entorno debe ser muy frío y eso ayuda a que desarrolle ciertas características; será un pez con carne muy firme pero buena cantidad de grasa, haciéndolo suave.

Su tamaño puede llegar a ser de 80 centímetros y pesa entre 1 y 3 kilos. Esta talla es el único factor que distingue la especie nacional de las importadas aunque la calidad organoléptica se mantiene.

Se alimenta principalmente de calamares, kril y algunos peces que también viven en la misma profundidad.

México importa la mayoria del bacalao a Noruega y Alaska, siendo que la especie de esta última es la misma y lo único que varía es el tamaño.

LA PESCA

Un pescado de semejante profundidad no es fácil de obtener. En México sólamente hay dos embarcaciones que manejan los estándares de calidad suficientes para poderlo exportar y mover a distintos puntos del mundo como Estados Unidos y Japón.

No se utilizan redes sino anzuelos con carnada. Es un animal inteligente: para que el bacalao muerda el anzuelo hay que ponerle productos de calidad; generalmente se utilizan anchovetas premium.

Recordemos que el hábitat de los bacalaos es bastante frío por lo que es importante mantener la cadena de temperatura óptima para que no pierda sus características.

En la mayoría de los casos se congela de inmediato para poderse comercializar o se distribuye en empaques que mantienen la temperatura de la corriente marina.

BACALAO MEXICANO AL PLATO

TACO DE BACALAO EN EL OMAKASE DE PUJOL. FOTO: FACEBOOK JAMAT

Un bacalao mexicano -igual que los de Alaska- tendrá la piel negra con escamas muy finas; carne blanca y una buena cantidad de grasa y sabor. La textura será firme pero untuosa como la mantequilla.

Por ser un producto nacional, el bacalao negro mexicano tiene un precio mucho más competitivo que las variedades importadas. En realidad la calidad es la misma, por lo que no habría motivos para pagar más.

Consumir bacalao fresco no es una costumbre que exista en nuestro país porque simplemente no creemos que exista esa alternativa. Al conseguirlo de esta forma, es excelente para prepararlo a las brasas o a la parrilla.

Puedes cocinarlo con salsas de tomate, a la portuguesa o incluso a la Veracruzana.

Actualmente, el bacalao negro mexicano está presente en el Omakase de tacos en Pujol. Es un platillo cremoso de sabores increíbles.

Sofía nos platica que en su casa se prepara el filete a las brasas acompañado de vegetales rostizados. No necesita tantas guarniciones que hagan sombra a los sabores, brilla por sí mismo.

JAMAT

Teléfono: (55) 7159 1028

Facebook: DeGaro Jamat

 


Nota escrita por

Paloma García Castillejos (@palomagcasti)
Encuéntrala en AnimalGourmet.com 

 


#MorenitaGenius: Food & Drink

Author:  Staff of MorenitaGenius –

I love my key words, slogans and tag lines, as you’ve probably noticed. “The-Out-of-Towner-Turned-Insider”. “Elevate Your Travel Game.” “We showcase cultural excellence”. “The genius of Mexican culture.”

It’s this last one in particular that I vibe with on a deep level. Mexicans are known for being many great things, yet “genius” doesn’t seem to be an adjective thrown around often when it comes to describing our national talent. That is until now.

At its core, Morenita is a colorful socio-anthropological experiment where I recognize ourselves and our cultural value.
I know it’s a company, but it was born out of my heart and soul, so in my mind it’s a movement, an awakening, a cultural homecoming.
Over the last two years I’ve built this perfect little universe of food, art & culture for myself where I am always inspired and stimulated by our Mexico,
and in this personal process of focusing on the positives I help our client also zero-in on la verdadera genialidad de nuestra cultura.

#MorenitaGenius is a new piece of content where we show off aquellos genios who are at the top of their game, even though they’re all still so young and many, just like me, with 15-20 years of experience, are just getting started.
This first story will focus on the restaurant world: we all know Enrique Olvera, Elena Reygadas and Jorge Vallejo, but wait til you meet the new school of chefs, sommeliers, maitre d’s and purveyors who are bringing the game to a completely new level. These talented youths and their spectacular work alone are worth you booking your next Morenita Experience in Mexico City.

 

Photo by Viridiana Ramírez of Morenita Experience

Cristina Lugo, Founder & CEO of Morenita Experience, has developed a reputation as a Mexico City culinary and cultural ambassador thanks to her extensive experience in the world of hotels and restaurants.
In this story, co-written with Viridiana Ramirez, Morenita’s Communications Director, she shares who she considers to be the most distinguished food & drink personalities currently changing the CDMX industry.

 

SOFÍA HERNÁNDEZ – DE GARO JAMAT

Sofia was born and raised in Ensenada, a 90-minute drive south of San Diego. Her dad is from Oaxaca and her mom from Sinaloa, two major food areas in Mexico, making her childhood a food-centered cult of fish and shellfish.
Sofia is the Sales Manager at her family-owned De Garo Jamat, a company that commercializes the highest-quality seafood products from Baja & the Mexican Gulf and sells to distinguished national restaurants like Pujol, Quintonil, Rokai, Rosetta and Maximo Bistrot. Basically, any oyster, crab, fish, shrimp, lobster or uni you’ve ever had at any of these award-winning restaurants was most likely hand-picked by Sofia.
Not only that, but the family is also partners at Campobaja, our favorite seafood restaurant in Colonia Roma.

One of Sofia’s many responsibilities is communicating with the chefs and kitchen staff the properties of every fish and piece of seafood sold, so they understand how to best clean, cook and store it, and accurately pass this information on to the waiters, who are then able to correctly answer your questions when you’re ordering from the menu.

Asian food culture has always had a large influence on this family. When Sofia was a child, in addition to egg and black bean burritos (along with fish tacos, burritos are Baja staples), her school lunch didn’t consist of PB&J sandwiches, but of bento boxes and makis. Few people have I had more passionate & eloquent discourses about food with: Sofia is an old food expert soul living in the body of a young beautiful woman.

 

Click here to see the full interviews of our friends morenitaexperience.com 

 


Sencillez y creatividad en el maldito mar de Cortés

Texto y fotos: Laura Manzano – 
Las 10 de la mañana le sientan muy bien al Mar de Cortés. Navegamos frente al icónico arco de Los Cabos.

Se ve especialmente bonito, flanqueado desde abajo por el turquesa del agua y desde arriba por el clarito azul del cielo. Bajo el arco se alcanza a ver un trozo de arena.

Había escuchado que cada año bisiesto aparece una playa, la típica de las fotos que uno se encuentra en Instagram.

Hoy, a la mitad de octubre, la marea está lo suficientemente baja como para alcanzar a ver un una playa hecha y derecha.

“Apareció hace unos días y todos nos sorprendimos”, dice Raquel, publicista del hotel The Cape, “llevábamos cinco años sin verla”. Ése, pienso, es el cambio climático saludándonos de nuevo.

Estoy en la barra de la lancha platicando con Abisaí. Intento distraerme de un mareo que paranoicamente trato de prevenir. Una hora antes (sin pensarlo, claro) había desayunado dos huevos pochados
con langosta y un pedazo grande del justificadamente famoso pan francés de The Ledge, uno de los restaurantes que está en The Cape (es tan famoso que ya lo incluyeron en el menú de desayuno, comida y cena).

Llevamos ya 40 minutos en altamar y no sé si es el medio dramamine que me tomé, los shots de jengibre con limón que nos dieron al embarcar o mi plática con Abi, pero las náuseas siguen sin aparecer.

Abisaí Sánchez es chef ejecutivo de Manta, el restaurante que Enrique Olvera abrió hace unos tres años en The Cape. Sus manos están calzadas en guantes blancos de látex; en la derecha blande un cuchillo japonés.
Tiene pinta de cirujano, pero sostiene con la mano izquierda un molusco gigante que no reconozco. “Es una almeja generosa, ¿quieres probar?”, dice, mientras me pasa una rodaja con la mano.
Es más dura de lo que pensé y sabe a concentrado de marisco y mar. “La vamos a preparar con hoja de mostaza, arroz blanco y umeboshi.”

Comienza el desfile de estos taquitos-nigiri de almeja generosa. La hoja de mostaza le da un sabor picosito, como wasabi, el umeboshi es un toque ácido, parecido al chamoy, el arroz neutraliza los picos salados de la almeja y todo, de un bocado, es un delicado balance de sabores. “Eso es Manta”, explica Abi, “es una cocina muy limpia, sencilla y con sabores crudos, como son los mariscos en Sinaloa.” Buen producto y pocos ingredientes parece ser el secreto de una comida tan precisa como la de Manta.

“Manta es un lugar muy de playa. Es algo muy sencillo en términos de creatividad, basado en los productos que te ofrece la zona”, dice Enrique Olvera unas horas después, untando un totopo horneado con el guacamole que acabamos de pedir en el bar de The Cape.El estilo de su cocina parte de los ingredientes. Tienen que ser frescos, puros y de la mejor calidad posible.

 

En ese mismo bar, unos instantes antes, platiqué con Ezequiel Hernández, distribuidor de pescados y mariscos basado en Ensenada. Ezequiel es oaxaqueño, tendrá unos 50 años y desde 1982 se dedica a la pesca y distribución de productos del mar. Trae una camisa amarilla, boina gris, paliacate rojo al cuello y gafas de sol que cubren sus anteojos. Su aspecto es tan interesante como todo lo que tiene que decir sobre lo que viene del mar.

“Un buen pescado depende de tres cosas: su calidad física antes de atraparlo, la forma en que lo pescas y la forma en que lo tratas desde ese momento hasta que te lo comes.”

Ezequiel es el proveedor de los restaurantes de Enrique Olvera. Asegura que un pescado bien cuidado puede durar sin congelar hasta 15 días en calidad de sashimi después de haberlo pescado (yo también me sorprendí).
Esto, claro, aplica si todo se maneja bien desde el principio. “Hay una calidad que tiene que ver con la parte organoléptica, con su estado de desarrollo, esa calidad no la tocas”, dice, explicando que el punto ideal es antes de desovar. “Hay otra calidad que tiene que ver con cómo lo pescaste.” No es lo mismo pescar con anzuelo, con trampa o con red de arrastre. Para Ezequiel lo ideal es pescar con trampa o anzuelo para que el pescado salga vivo del agua y luche lo menos posible. “Una vez que los atrapas, los tienes que inmovilizar, desangrar ahí mismo en la panga y enseguida meterlos a una hielera con aguanieve” Ya en esa hielera no se vuelven a tocar. “El mar no es inagotable. Hay que respetar las temporadas, vedas y tratar a cada especie con la delicadeza que merecen” Tanto Ezequiel como Olvera son fieles a la calidad de su producto. “Ezequiel tiene este lado muy generoso, igual que los cocineros. Hubo un entendimiento muy rápido de por qué debería de comprarle a él”, dice Enrique.

“En Manta [y en Pujol] estamos más enfocados en la ejecución que en la creatividad. Más al estilo japonés: un wey de sushi no cambia su menú, ha hecho nigiri toda su vida”, reflexiona Olvera. “La creatividad la encuentras en pequeños detalles que hacen mejor un plato, no en cambiarlo por completo”, dice, y suena como un actor de teatro acostumbrado a encontrar cambios minúsculos de una noche a otra. “Eso me llama mucho la atención en este momento de mi carrera. Se me hace mucho más padre la repetición y lo que puedes encontrar haciendo las cosas cien mil veces.”

Lo cierto es que todo lo hablado puede resumirse en lo comido. El taquito nigiri que preparó Abi, el cirujano, con sólo tres ingredientes. Las lapas con yuzukosho (una pasta fermentada hecha de chiles, cáscara del cítrico yuzu y sal) y soya o esos maravillosos ostiones con erizo, tobiko (hueva de pez volador) y wasabi fresco. Fue un gran paseo en barco. El mareo nunca llegó.~

 

Esta experiencia sólo se hizo completa con tres noches en The Cape, un hotel donde se come, se bebe y se duerme bien. Al igual que Manta, The Cape encuentra lo extraordinario en los detalles: arquitectura, decoración, almohadas, jabones, sillones… Todo está pensado para funcionar en conjunto.~

 

Texto y fotos: Laura Manzano

Encuentra la nota original con nuestros amigos de:  https://revistahojasanta.com/ 


Comercializamos productos pesqueros, agrícolas y pecuarios de la más alta calidad.

Aviso de Privacidad

Contacto

Matriz Ensenada
E: admon@jamat.com.mx
T: 646-248-449-3

Sucursal CDMX
E: ventascdmx@jamat.com.mx
T: 015-571-591-027
T: 01 55 7159 1028 

Sucursal Cancún
E: adm.rivera@jamat.com.mx
T: 998-234-602-7

SÍGUENOS
Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google